La medición de la variación de la masa en función de la temperatura o el tiempo, durante un programa de control de temperatura en una atmosfera específica, es posible gracias al TGA 50, el cual está equipado con termobalanzas de tipo suspensión, que  permiten realizar mediciones sin limitar la forma de las muestras. Este instrumento de alta sensibilidad y alta tolerancia a las vibraciones registra las más mínimas variaciones de la masa con una excelente repetitividad. Además en los ensayos  de termogavimetría usando el TGA 50, diferentes gases activos pueden ser introducidos por la línea de flujo  en la muestra mientras un gas inerte pasa por el sistema de la termobalanza para su protección.  El versátil TGA 50, cuenta con celdas de alta capacidad diseñadas especialmente para el método de suspensión