Instrumentos adaptados para realizar pruebas tanto de adsorción química como física necesarias para el desarrollo, prueba y producción de los catalizadores. Estos emplean la técnica de flujo dinámico (fluido de gas) mediante la cual la cantidad de gas tomada  o liberada de la superficie de la muestra es monitoreada por un detector de conductividad térmica (TCD). La data obtenida por los instrumentos puede emplearse para calcular los parámetros claves para una caracterización completa del catalizador, tales como:  Dispersión del metal soportado, área de superficie activa, área específica BET,  tamaño promedio de los cristalitos, acidez o basicidad del catalizador, y  energía de activación a través de los modelos de cinética de primer orden